Torta de hojaldre con queso y carne

Con la siguiente receta, hoy nos salimos un poco por la tangente y expongo una receta muy fácil de hacer, que requiere muy poco tiempo de coción, y puede usarse para comer o para picar antes de una comida. Una receta que nació una tarde, mezclando ideas que me dijeron algunos compañeros del trabajo y los conocimientos adquiridos a base de hacer pizzas en el telepizza.

  • Suscríbete para más recetas
  • ¿Quiéres conocer las últimas recetas de tartas de queso?

    No, Thanks Let me see the website.

    Torta de queso y carne

    Torta de queso y carne

    Antes de nada, notificaros algo bastante importante, la torta es salada, no dulce, así que, como postre no lo veo. Los ingredientes básicos son tres: hojaldre, queso de untar, bechamel y carne picada, además de una bandeja para cocer la torta, aunque se puede agregar algún tipo de queso como roquefort para darle un toque o cambiar la salsa, o en vez de carne picada, champiñón, etc.

    Materiales necesarios para elaborar la receta:

    • Bandeja para el horno

    Ingredientes para la parte superior y base de la torta de queso y carne:

    • Masa de hojaldre

    Ingredientes del relleno de la tarta:

    • 250 gramos de carne picada
    • 175 gramos aproximadamente de bechamel
    • 150 gramos de queso philadelphia o cualquier crema de queso

    Opcional

    • Roquefort para darle un toque, o cambiar la salsa o la carne por otro ingrdiente que os guste más.

    Como veis, los ingredientes son pocos, así que es bastante barato y da para 6 buenas raciones para comer, si es para picar saldrían unas 20 aproximadamente, según el corte. En cualquier supermercado encontraréis los ingredientes para la torta de queso y carne.

    PREPARACIÓN DE LA TORTA DE QUESO Y CARNE

    Antes de nada, tenemos que sacar la masa de hojaldre que de normal vienen en packs de dos y descongelarlas para poder luego trabajar con ellas.

    Mientras se descongelan, vamos friendo la carne con algo de sal y especias al gusto, como pimienta negra, tomillo, orégano o lo que se os ocurra.

    Mientras se termina de cocer, con ponemos sobre la bandeja un papel para horno y la masa de hojaldre extendida (de normal el papel te viene con la caja del hojaldre). Hay que tener mucho cuidado al extenderla ya que tiende a romperse.

    Una vez extendida, untamos con el queso de untar. Aquí ya entra un poco al gusto de cada uno, si quieres algo estilo food porn, metele los 250 gramos o 300 gramos de queso, si quieres que te quede algo más normal y se pueda comer sin ensuciarte mucho, ponle 150 gramos de queso. Hay que dejar un dedo de margen aproximadamente respecto al borde para luego poder unir la capa superior con la inferior de la masa del hojaldre.

    Con ayuda de alguna cuchara, al terminar de extender el queso sobre la base, pasaremos a meter la carne ya frita. Posiblemente esté recién hecha la carne, así que si tenéis la osadía de coger la carne con la mano, os quemareis, quien avisa no es traidor.

    Luego tiramos la bechamel por encima. Aquí va un poco a gusto, realmente la medida la pongo a ojo de un bote de 500 gramos, que daría para tres tortas aproximadamente. Podéis ponerle toda la cantidad que queráis, pero el resultado variara de poner comerse con la manos sin mancharte mucho a food porn.

    Luego cubrimos con la otra parte de la masa de hojaldre y vamos uniendo los bordes de las dos masas. Pinchamos con un tenedor la parte superior, precalentamos el horno y luego la introducimos. El tiempo de coción es bastante poco, unos 10 minutos aproximadamente, aunque es mejor que no le quitéis la vista de encima.

    A TENER EN CUENTA…

    El hojaldre es una masa que se quema con bastante facilidad, así que no os recomiendo separaros del horno y estar constantemente vigilando la masa, a la mínima distracción, se quemará. Si tienes un horno viejo y solo tienes la opción de calentar por uno de los lados, alterna, primero uno y luego el otro, pero no quites la vista de encima.

    Durante a elaboración de la receta, hay una delgada línea entre convertir este plato en un plato muy bueno en convertirlo a food porno, pensar que tiene queso que se derrite y la bechamel es líquida, por lo que tiende bastante el relleno a quedar en un estado más liquidillo.

    Sírvelo caliente, es un plato que se hace en media hora si llega (bastante poco tiempo), no vale la pena dejarlo enfriar y comerlo después.