Frambuesa Cheesecake para diabéticos


Las tartas son un manjar que todo el mundo debería tener la oportunidad de probar, pero muchas veces por enfermedades nos limitan, como por ejemplo los diabéticos, donde tienen problemas para comer azucar, es por ello que decidí crear mi primera tarta especial para diabéticos, no está libre de azúcar 100% pero si es bastante bajo en azúcar. Llevé bastante cuidado a la hora de seleccionar los ingredientes, así que os recomiendo ver bien precios y las cantidades de azúcar que llevan a la hora de comprar. Imagino que con algo más de experiencia, podría seleccionar mejores ingredientes para la tarta, así que aquellos que conozcan mejor este tipo de ingredientes, posiblemente tengan cierta ventaja a la hora de preparar la tarta.

  • Suscríbete para más recetas
  • ¿Quiéres conocer las últimas recetas de tartas de queso?

    No, Thanks Let me see the website.

    receta de tarta de queso con frambuesa sin azucar

    Receta de tarta de queso con frambuesa sin azúcar

    Los ingredientes para realizar esta receta son algo más especiales y puede que caros, así que algunos de estos tendrás que comprarlos en tiendas especializadas ya que os serán difíciles de encontrarlos en supermercados, por suerte no todos.

    Materiales necesarios para elaborar la receta:

    • Molde desmontable
    • Peso
    • Una cazuela o cazo
    • Papel de hornear
    • Mortero o triturador

    Ingredientes para la base del pastel:

    • 1 paquete de galletas sin azúcar (usaremos unos 200 gramos)
    • 75 gramos de mantequilla sin sal

    Ingredientes del relleno de la tarta:

    • 500 ml de nata líquida para montar al 0% de materia grasa
    • 3 cucharadas de edulcorante o fructosa
    • 500 gramos de queso light de untar
    • Mermelada de frambuesa sin azúcar
    • Sobre de gelatina en polvo o deshidratada

    Opcional

    • En la receta original sugería usar solo 150 ml de nata líquida para montar y seis hojas de gelatina deshidratada, pero finalmente no las usé bien y no cuajó, además de utilizar más nata líquida de la que tocaba por error.

    Esta tarta fue algo accidentada ya que nunca había usado hojas de gelatina, así que improvisé un poco y parece que no salió mal del todo, así que aquí os cuento la receta que surgió de un día de cocina accidentado.

    BASE DE LA TARTA DE QUESO Y FRAMBUESA PARA DIABÉTICOS

    La base, es bastante fácil, siempre es la parte que no d muchos problemas, como mucho que te falten galletas y tengas que agregar más cantidad de galletas o de mantequilla, pero os aseguro que no os dará muchos problemas.

    Cogemos las galletas y las machacamos con el mortero o la trituradora hasta hacerlas polvo. Cuando estén los 200 gramos de galletas, los juntamos con 75 gramos de mantequilla y amasamos junto a las galletas trituradas hasta realizar una masa y la pegamos a la base de nuestro molde. Recordar que debéis insertar el papel de hornear antes, para que después no se os pegue la base del pastel a la base del molde.

    Otro punto a tener en cuenta, que según la base, puede que necesitemos más o menos galletas y lo mismo con la mantequilla, por lo que tenemos que andar un poco con ojo, y si fuera necesario, machacar más galletas o agregar más mantequilla si veis que se ha deshecho toda y el polvo de galleta no se pega lo suficientemente bien.

    Después de esto, a la nevera el molde con la galleta y a dejarlo reposar mientras preparamos el relleno de la tarta.

    RELLENO DE PASTEL DE QUESO CON MERMELADA DE FRAMBUESA para diabéticos

    Lo primero de todo, tenemos que batir la nata líquida para montar al 0% de materia grasa, hasta que quede medio montada, entonces vamos agregando el resto de ingredientes y los vamos batiendo para que se vayan mezclando bien.

    Lo primero que metí fue el queso light para untar, ya que es más denso y puede costar algo más para deshacer, después el yogur desnatado de limón, y luego ya, la gelatina deshidratada y el edulcorante.

    El problema me surgió con la gelatina deshidratada, no se me deshizo y se me quedó pegada en la base de la cazuela, a pesar de que le pase la batidora, pero no hubo forma.

    Luego junté el relleno y lo pase junto a la base de galleta con el molde. Lo dejé reposar y de madrugada vi que no había cuajado, por lo que opte por el plan b, congelar la tarta para que esta quedara sólida.

    Preguntando e investigando, creo que lo más fácil hubiera sido usar gelatina en polvo en vez de gelatina deshidratado, o calentar todo para deshacer bien la gelatina deshidratada. Aunque yo no lo hice, os lo dejo puesto por si queréis resultados mejores que el mio.

    Luego, antes de presentarla, la sacamos del molde, le untamos la mermelada de frambuesa y la dejamos un rato fuera del congelador para que podamos cortarla.

    DECORACIÓN

    Para decorar, puedes usar alguna fruta para colocarla por encima o en el plato, o alguna figurita realizada con chocolate (recordaros que debe ser sin azúcar).

    A TENER EN CUENTA…

    Recordaros que si no se cuaja la tarta, siempre tenéis la opción del plan B, congelar la tarta para que quede sólida. También fijaros en la cantidad de azúcar que tienen los ingredientes que comprais, siempre hay algunos que tienen más que otros y se trata de que sea lo más adaptada para la gente que tiene problemas con el azúcar.